Explosión en el Yacimiento

En 1995 se realizó la puesta en marcha de las primeras bombas multifásicas en un yacimiento petrolífero en Venezuela, en el yacimiento ARECUNA. Luego de una exitosa fase de prueba, se solicitaron bombas adicionales para ARECUNA II, las cuales fueron puestas en funcionamiento sin problemas.

El 29 de diciembre de 1996, luego de solamente cuatro semanas de marcha se produjo un incendio en la instalación, debido a excesiva temperatura de bomba, que destruyó completamente la estación de bombeo. Afortunadamente no hubo que lamentar daños para las personas

Bornemann y la empresa PDVESA investigaron las causas y ajustaron las condiciones de operación de las bombas multifásicas según los resultados obtenidos. Se desarrolló una solución para la operación del conjunto de las unidades, que hoy es reconocida como standard en el „Mundo Multifásico“.

Todos los sistemas de bombas multifásicas se construyen de acuerdo a este standard y trabajan en forma exitosa y sin problemas.